miércoles, 23 de marzo de 2011

Horizonte

Flüchtige Horizonte NNO, Castell, 2004
Me asomo a la ventana sonriente, con la absoluta certeza de que el mundo no se acaba en ese horizonte grisáceo que se destiñe a lo largo y ancho del cristal. 

La incertidumbre se acaba y la esperanza descorre de a poquito, las densas cortinas que hasta hace poco no me permitían ver. Sol, luz, claro de luna, noche despejada, estrella libre y silenciosa... horizonte.

15 comentarios:

  1. Eso mismo veo yo al descorrer mi cortina.. Horizonte despejado!

    Feliz Primavera!

    Un besote!
    ;)

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida la esperanza que ilumina hasta el día más oscuro.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Querida Edurne:
    Gracias por se la primera en comentar. Te deseo una feliz primavera también y como me dijo alguien esta mañana, para mí es también la primavera de esta etapa de mi vida :)

    Un abrazo.

    Hola María:
    Bienvenida tú también -una vez más- a este espacio.

    Otro abrazo,

    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  4. Muy bello. El horizonte es infinito. Buena entrada primaveral.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No, hay mucho más allá, donde estás tú, yo, nosotros, muchos...
    Mucho más allá de esa línea, sentimientos que hablan y amistades que esperan.

    Precioso Ana Rosa,

    Mis saludos fraternos

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena!!! Que la esperanza le pinte una sonrisa a tu cara...

    Muy bonito Ana...

    Beso

    ResponderEliminar
  7. Querido Pedro:
    Gracias por tus palabras.

    Hola Alborada:
    Me alegra que pases por aquí y que compartas mis latientes letras.

    Hola Novia:
    La sonrisa queda pintada y espero que te contagie :)

    Un abrazo a todos,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  8. Sin animo no se puede ver horizontes. Proque también hay ventanas que al abrirlas dan a una parez plomiza de cemento. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Sin ánimo no se puede ver horizontes... Curro has dado en (mi)el clavo.
    Un abrazo,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  10. Pero para ver los horizontes ( que siempre están) es necesario "asomarse a la ventana sonriente con la certeza....."
    Saludos porteños.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu comentario, Dany.
    Un abrazo,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  12. Y claro que va a ser así, Ana Rosa, muy optimista tu entrada.
    Un beso.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  13. Es que la magia de la esperanza puede llegar a ser tannnnnn ilimitada... cuando se quiere, claro está.
    Saludos,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar
  14. al abrir la cortina veo otra pared, pero tmb veo la luz solar de la mañana, talvez no pueda ver el horizonte pero si sentirlo ...
    salu2

    ResponderEliminar
  15. Eso mismo, Lia, que la esperanza no encuentre barreras físicas nunca jamás.
    Un abrazo,
    Ana Rosa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...